España Negra

jgs-semana-santa-10-1

En opinión de Rajoy los de Podemos son unos «tristes que quieren pintar la España negra». Y eso lo dice quien acuna y da alas al maniaco religioso que tiene como ministro de Interior y a las ministras rezadoras que andan detrás de obispos, vírgenes, santos y pingajos amojamados para ver si estos nos sacan de la negrísima España en la que él y lo suyos nos han hundido. Solo un tonto, y de remate, puede decir, además de lo anterior, que la moda del radicalismo se va a pasar. Está claro que Rajoy cree dirigirse a un país poblado solo por débiles mentales. La España Negra… y la España guapa, que es la  suya, la del golf de Melilla, la de la valla, la de las monterías, los tablaos para señoritos, los ganaderos taurinos, como la Aguirre, que certifica como anti-España a quienes no aplauden la fanea, los burdeles de lujo pagados con tarjetas opacas, los vinos de Blesa, los CIES, la doble moral, la desigualdad ante la ley, la de los cada vez más pobres y los cada vez más ricos, los parados que jamás volverán a encontrar trabajo, los enfermos que se mueren por falta de medicamentos retenidos, la de los que viven de canonjías y de gorra a la sombra del poder y de los poderosos, la de los desahucios salvajes… a qué seguir. Y a nada que beba nos saldrá con la España alegre y faldicorta de Primo de Rivera para promocionar su alegría de la vida. País de canallas este en el que la cainina es una droga de libre circulación.

Anuncios

Evo Morales en España

Invitado por Rajoy, dice la prensa boliviana del día, a petición propia, según Público, hoy, el presidente Morales visita al Borbón en su palacio madrileño y al infame Rajoy en el suyo. Se me hace raro. Y lo digo. Se les llena la boca co las “relaciones bilaterales” marcadas por esos incidentes que podríamos llamar “los que nunca más se supo”. Sería deseable que Morales les dijera a la cara todo lo que les dijo desde lejos hace dos meses, al tiempo de la crisis de la detención de su avión y del “cafetito” del embajador español en Viena… Pero ya no me hago ilusiones. Ni en esto ni en casi nada que tenga que ver con palacios, matones, pícaros, vividores, mentirosos de profesión, banqueros, financieros, multinacionales, predicadores de verdades de conveniencia, embajadas, diplomáticos, maderos… etcétera (que hay mucho). [Anotar en El asco que no cesa]

Cuestión de fe

yolanda en clausura con monjaLo diga o lo deje de decir el fiscal del Tribunal Supremo que se ocupa del caso de la Barcina, en la devolución de dietas (¿todas?) indebidas cobradas por ella en la Can no hay buena fe alguna, sino una tosca triquiñuela de picapleitos. En la devolución de las dietas no hay más que mala fe procesal, una actuación ad cautelam para el caso en que fuese necesario esgrimir la atenuante de reparación del daño causado. Buena fe no, mala, pésima fe.
El fiscal omite de manera trapacera, porque le conviene, que ese gesto de mala comedia procesal no hubiese tenido lugar de no haberse, no ya denunciado el hecho abusivo, sino emprendido una activa campaña en pos de una investigación en profundidad de lo sucedido con las dietas, los consejos y las trampas de la Can. De no haber actuado Kontuz, la ciudadanía seguiría en la inopia. (Sigue… Artículo publicado en los periódicos del Grupo Noticias, 21.7.13)