A 25 euros el berrido

Captura de pantalla 2015-06-13 a las 07.25.59A Joseba Santamaría, director de Diario de Noticias, le han ofrecido 25 euros por asistir a una manifestación tan ultra que se presenta como apolítica, contra el nuevo alcalde de  Pamplona, organizada por nadie, verdad, pero con el aplauso expreso del Partido Popular experto en la utilización callejera de matones de uniforme y de mamporreros. Algo tendrá que decir la delegada del gobierno,  pero no dice, se hace la democrática.  Hace ya días que la gente bián de la ciudad se pasa esa convocatoria por sus redes sociales con mensajes más repugnantes unos que otrosIncluso se pasan las medidas que tienen que tener los cartelitos a exhibir. No se resignan a haber perdido las elecciones y sobre todo a que en las instituciones entra, por fin, gente nueva. LLevan muchos años en su mangoneo democrático, en la construcción de una comunidad cerril en la que se ha silenciado a buena parte de la ciudadanía. De la intoxicación informativa al escrache, pasando por las mentiras indecentes utilizando plataformas mediáticas de alcance nacional y pago gubernamental. Son bellacos y lo saben. Ayer todavía utilizaban  a las victimas del terrorismo para azuzar la convocatoria de esa concentración pagada, con una esquela publicada por  el periódico que sostuvo y propició el golpe militar de 1936 y nunca lo ha condenado. 25 euros. No sabremos de dónde salen. La Delegada del Gobierno tal vez sí, si  utiliza a su policía para otra cosa que no sea reprimir la alegría ciudadana de hoy.

Anuncios

Del país canalla

203_hogarth_benchLa Fiscalía abre diligencias por el espionaje masivo de Estados Unidos porque sabe que van a dar en nada, mientras que con la otra mano pide el archivo de las diligencias abiertas (sin muchas ganas) por  la destrucción de pruebas practicada por el PP con el borrado de los discos duros de Bárcenas.

Destrucción de pruebas

A estas alturas nadie que no pertenezca a la cabaña pepera se puede creer que el borrado del disco duro o de los discos duros de los órdenadores del Bárcenas sea algo fortuito y no una consciente, plenada y minuciosa destrucción de pruebas que incriminen a gobernantes  y gerifaltes del Partido Popular y gerifaltes y se han beneficadio de los sobresueldos opacos.
Lo más asombroso es que esa actuación plenamente dolosa, alentada por un ánimo arrogante de impunidad, no suscita ya reacciones serias por parte de nadie. Las aguas mediáticas se agitan lo justo para mantener la tensión del día, pero ni la magistratura reacciona ni tampoco lo hace esa parte de la población apaleada y ahíta, que no puede digerir un abuso más, tan exhausta que ni siquiera puede tomar la calle y romper con el haber convertido el abuso y el delito impune en una forma de gobernar.