Vendrán por ti…

4DPGeorge Groszict“Aboga por tomar medidas para evitarlo- Barcina ve “sangrante” que “los batasunos se infiltren en los colegios navarros”- La jefa del Ejecutivo foral ha avanzado que propondrá “cambiar el estatuto de la función pública para evitar este tipo de situaciones”.

Sabe que lo que dice es mentira, ella y los suyos lo saben. Si no fuera perverso, podría pasar por un discurso político cretino. La patraña viene orquestada desde Madrid y en este caso nadie de los habituales se rasga las vestiduras. Hace unos años, si en Madrid te echaban encima el sambenito de batasuno ibas dado, te quedabas sin trabajo y hasta tu agente literaria te ponía en la puerta. Eso lo saben de buena tinta los pesebristas del gobierno de Navarra, sus artistas e intelectuales de cámara, los que callan y no hay atropello que no aplaudan. Hora es de decirlo.
El régimen policiaco que ha puesto en marcha esta gente solo es nefasto cuando nos perjudica directamente. No les importa utilizar informes policiales que no deberían estar en sus manos. Y si lo están, ¿en calidad de qué? Y ningún juez interviene porque sin duda lo da por bueno… ¿Medidas? ¿Cuáles? ¿Listas negras? ¿Más? ¿Como en 1936, cuando se represalió a los maestros de las escuelas navarras por ser vasquistas o republicanos? ¿Cuántos colectivos o ciudadanos navarros han sido investigados de esa forma? Un asco. El asco que no cesa. Con esta gente es imposible entenderse, son nuestros enemigos sin remedio.

Anuncios

La pícara Barcina

Frans_Hals_008No todo van a ser malas noticias en el inacabable caso de la Pícara Barcina. La resolución del Tribunal Supremo que la protege de manera política y jurídica, e impide investigarla, tiene a cambio un lado bueno para quien está convencido de que la dedicación a la cosa pública es una forma de enriquecerse de la manera que sea y solo eso: Jauja. Vivimos en Jauja y debemos alegrarnos por ello.
Y es que el Tribunal Supremo acaba de avalar, sin un ápice de duda, algo temible: que la desvergüenza y las conductas indecorosas y asociales no son delito, materia susceptible de ser juzgada, y que, en consecuencia, si tienes poder político, económico y social puedes hacer lo que te de la gana, enriquecerte de la manera que sea, retorcer las leyes y el sistema legal, recurrir a tus iguales para que te protejan… mientras no te descubran… y si te descubren, también. En todos los establecimientos públicos de Bolivia hay colgado de manera preceptiva un cartel que dice que todos son iguales ante la ley… en España, no. Salta a la vista. (Sigue, artículo publicado en los periódicos del Grupo Noticias, 28.7.13)

Cuestión de fe

yolanda en clausura con monjaLo diga o lo deje de decir el fiscal del Tribunal Supremo que se ocupa del caso de la Barcina, en la devolución de dietas (¿todas?) indebidas cobradas por ella en la Can no hay buena fe alguna, sino una tosca triquiñuela de picapleitos. En la devolución de las dietas no hay más que mala fe procesal, una actuación ad cautelam para el caso en que fuese necesario esgrimir la atenuante de reparación del daño causado. Buena fe no, mala, pésima fe.
El fiscal omite de manera trapacera, porque le conviene, que ese gesto de mala comedia procesal no hubiese tenido lugar de no haberse, no ya denunciado el hecho abusivo, sino emprendido una activa campaña en pos de una investigación en profundidad de lo sucedido con las dietas, los consejos y las trampas de la Can. De no haber actuado Kontuz, la ciudadanía seguiría en la inopia. (Sigue… Artículo publicado en los periódicos del Grupo Noticias, 21.7.13)

Un toro independentista

mail.google.comcarmenalba_17137_1

111798-350x200Al margen de la vieja y bárbara copla festiva que la imagen de esa poncia de pocas luces, y probada mala intención, escapando de un toro,  y de la falta de piedad que por lo menos a mí me suscita (si quiero ser sincero), la investigación que se propone el gobierno de Navarra en torno a ese incidente de bobería y fachenda institucional, es más que probable que concluya con que el toro estaba tan vendido al nacionalismo vasco y a la ETA como lo está la jueza que se ocupa del saqueo perpetrado por la Barcina y su casta.

“Quiero tu dinero”

P1110549Pancartas festivas en las vísperas de los sanfermines. Los políticos locales a la picota: el alcalde Maya y su aire pánfilo, y la presidenta Barcina que se busca un abogado (Horacio Olivia) experto en corrupciones políticas para defender su inocencia, su permanencia en el puesto. Disfrazada de picoleta te señala con el dedo, como tiene por costumbre: “Quiero tu dinero”.
Y con todo, una temible certeza: en esta tierra no nos une del todo ni el enemigo común, ni siquiera la fiesta. El frente común es una idea hermosa que se disuelve a la vuelta de la esquina. Entre la trompetería brava y el baile de la pancarta, al margen del brindis y las risas, las caras de los pocos amigos, la mirada atravesada, el rabillo del ojo, las cuentas pendientes cuyo origen no sabrás jamás… Nabarreria en sábado, vinosa y atronadora, como preludio de una manifestación que ha pedido,  sobre todo, un cambio social y político que la derecha acusa de reclamaciones separatistas. No, no vienen los vascos, son los chorizos los que detentan el poder y que no saben cómo explicar la hartadumbre social que han provocado.

P1110535

Sostenella y no enmendalla

ak8e9338.jpg_20130620130548_19761_1alpargatabarcinaDos momentos estelares de una misma carrera política y de enriquecimiento cuando menos por causa dudosa y nunca del todo investigada. Falta ver el alcance de los créditos concedidos a amigos, familiares y la espesura de la urdimbre de intereses y favores debidos tejida por la casta social de la que ella es la cabeza visible.

 

La Barcina y sus agresiones

efe_20130620_120807_pa1356_14777_1La Barcina se defiende diciendo que es “un ataque a Navarra el que la juez María Paz Benito haya encontrado indicios de cohecho en el hecho, reiterado, de que la Permanente, de la que la presidenta formaba parte, cobrara dietas “sin justificación” porque era un órgano carente de “soporte estatutario” y, por decirlo pronto, de  otro cometido o actividad que no fuera el cobrar sobresueldos, el enriquecerse a través de esa Caja de Ahorros. Ahora la jueza remite los autos al Supremo dado que la Barcina es aforada por su condición de Presidenta de Navarra, esa Navarra siempre amenazada en sus discursos, cuando no es por los vascos, es por quienes quieren rebanar los Fueros, pero sobre todo los vascos: si te pillan la mano en el cajón no es porque la metas, sino porque te descubren los vascos. El acusador se convierte en acusado y los secuaces del mangante acuden al linchamiento, y votan y vuelven a votar. Y el fiscal se opone descubriendo su juego progubernamental en sintonía con otros fiscales más servidores del gobierno que del Estado.
La Barcina alega también indefensión y “batalla desigual”, cuando es su partido quien va a pagar la millonaria minuta de  honorarios de abogados y los gastos… Ella está en el poder, quienes le acusan no. Desfachatez la suya al invertir los términos.
¿Indefensión? La de los miles de ciudadanos que se quedan sin casa y sin trabajo, que son abusados por la administración, por la policía, por los servicios sanitarios, amenazados en sus patrimonios mediocres, en sus ahorros, en sus pensiones… La arrogancia de esta casta no tiene límites.

pdf Auto de remisión al Tribunal Supremo
pdf Exposición razonada de la juez