¿A quién creer?

Entre el torturador y su víctima, yo siempre creeré a esta. Es una cuestión de conciencia.

Cuando menos Ion Arretxe ha podido contarlo. Hubo jueces y forenses que miraron para otra parte. No lo digo yo. Lo ha venido diciendo con autoridad el forenses Francisco Etxeberria.

captura-de-pantalla-2016-12-08-a-las-16-48-17